Seguinos en las redes

Martes, 15 de enero 2019

Pelean por ser los más baratos

Precios competitivos: La nueva “estrategia” de las compañías para sumar ventas

Ya ninguna petrolera oculta que los valores de los combustibles que distribuyen en las Estaciones de Servicio resulta la mejor campaña para fidelizar y atraer nuevos clientes. Los expendedores reclaman que se compartan los esfuerzos.

Por Surtidores

Tras la reducción de precios dispuesta días atrás por YPF, todas las empresas que integran el mercado de combustibles imitaron la decisión. Muchas incluso, subieron la apuesta ubicándose por abajo del piso que define la petrolera estatal gracias a su determinante market share.

Es el caso de AXION y PUMA, que en algunas localidades ofrecen sus productos más baratos que YPF, lo mismo que Voy con Energía, cuyo gerente Osvaldo Valsangiacomo, anunció que “en el gasoil grado 2 y en la nafta súper, estaremos por debajo”.

Sin dudas la estrategia está focalizada en fidelizar y atraer nuevos clientes en un alicaído contexto de ventas en baja y a la vez ganar posicionamiento. El Presidente de CECHA, Carlos Gold reconoce que la movida puede generar una variación entre YPF y el resto en la medida que las demás marcas se posicionen en precios menores, “pero sin esperar diferencias notorias”  

El directivo sostiene que aunque en la entidad no cuentan con estadísticas precisas, pueden aproximar que en estos momentos más de la mitad de los consumidores elige por el precio. “Antes pesaba mucho la calidad de servicio y se resignaba un poco el mayor precio. Hoy eso ha cambiado; tenemos como ejemplo de calidad que las Naftas Premium han caído su consumo un 30,12  por ciento comparando Noviembre de 2017 con igual mes de 2018; claramente hay una resignación de calidad por precio”, precisa.   

Gold remarca que el servicio es muy importante, y todas las empresas se esmeran en mejorar día a día. No obstante, insiste que “hoy la competencia dentro de un servicio estándar, cortesía y buena atención, pasa por precios. Las promociones son un gran incentivo, pero habrá que ver a futuro su comportamiento respecto a los volúmenes de venta”.

En este contexto, el empresario admite que la baja de precios impulsa un mayor consumo, lo cual de por sí es bueno. Ahora bien, advierte que los costos, que se ajustaron en forma sustancial, en algunos casos cuasi exponencial, deben ser absorbidos por los ingresos. “Si dichos ingresos disminuyen, sea por que caen los volúmenes de venta o por que caen los precios, ocasionan problemas de sustento para las Estaciones de Servicio”, puntualiza.

Gold enfatiza que “la recesión que se proyecta, sumado a eventos aleatorios como las inundaciones, genera una situación de alerta para todo el sector”. Es por ello que realca: “Es importante que se comprenda la necesidad de compartir esfuerzos, y no que solo sean las estaciones quiénes deban afrontar a capa y espada cualquier anomalía del mercado”.

En este aspecto, el titular de CECHA apunta las empresas de tarjetas de crédito y a la banca, especialmente por el cobro de aranceles por depósitos en efectivo. “Deben reconsiderar su estrategia en estos momentos de economía dura ya que nuestro sector atraviesa y atravesará momentos muy difíciles y en tal caso el Estado debe contribuir para encontrar soluciones, no todo pasa por incrementar impuestos, tasas, etc. en una carrera infernal cada vez mas agobiante”, sostuvo finalmente.           

Deja un comentario