Seguinos en las redes

Lunes, 04 de junio 2018

Un concepto en crecimiento

Los surtidores de carga eléctrica asoman en el horizonte de las Estaciones de Servicio argentinas

Impulsados por el crecimiento de los autos a batería a nivel mundial, los actores de este nuevo ámbito de la economía relacionada a la carga de combustibles, espera que los precios de los rodados comiencen a popularizarse para poblar de este nuevo concepto a las expendedoras del territorio nacional

Por Surtidores

En diálogo con surtidores.com.ar, Francisco Newland, titular de Renovar Energía, comentó que la carga eléctrica en las Estaciones de Servicio es un concepto que va creciendo entre los operadores que buscan soluciones energéticas de manera sustentable.

“Aportamos recursos técnicos que crean valor para nuestros clientes y a partir de ellas, instrumentamos  proyectos de inversión rentables. Nuestro objetivo es generar conciencia ambiental, reduciendo el consumo de energía utilizando tecnologías eficientes para el aprovechamiento de los recursos”, expresó el empresario.

Aseguró que las consultas sobre la posibilidad de instalar surtidores de carga eléctrica son cada vez más numerosas por parte de los estacioneros, aunque reconoció que aún el negocio no está instalado en el país, porque falta desarrollo que le de competitividad a la industria de los automóviles, en el sentido de que se fabrique a nivel masivo y los precios de las unidades sean accesibles para todos.

Sin embargo, Newland, confió en la política del Estado referida a esta nueva matriz energética, en el sentido de “buenas decisiones y beneficios impositivos para las pymes del sector, referido a los impuestos que fomenten el desarrollo de los vehículos de fabricación nacional y la importación de los mismos”.

Informó que hoy en día instalar un surtidor eléctrico, ronda los 350 mil pesos, una inversión no muy costosa si la cantidad de autos en la calle fuera importante, pero aclaró que “si bien hay que esperar, el futuro está muy próximo y los operadores son conscientes de ello”.

Las estaciones de carga eléctrica que actualmente ofrece esta compañía se pueden usar en garajes, estacionamientos y otras áreas privadas. Con protecciones de sobrecarga y de fuga de corriente integradas, puede instalarse como una unidad independiente.

“A pesar de los incrementos de la tarifa de electricidad, todo tiende hacia la concreción de un parque automotor movilizado con baterías, no hay otra alternativa en los próximos años, este panorama se muestra en otros países, donde ya se venden autos usados muy baratos a propulsión electrónica”, finalizó Newland.

Deja un comentario