Seguinos en las redes

Jueves, 06 de febrero 2020

Efecto inflación

Como influye el congelamiento de precios en la rentabilidad de las Estaciones de Servicio

Los combustibles llevan más de dos meses sin aumentos a pesar de que los costos operativos siguen en alza. ¿Hasta cuándo resistirá la economía de los estacioneros en estas condiciones?

Por Surtidores

Mientras la inflación sigue su tendencia ascendente (en diciembre fue de 3.7 por ciento y cerró 2019 con 53.8) los precios de las naftas y gasoils están congelados desde hace dos meses. El motivo es el efecto cascada que provoca el movimiento de las pizarras sobre toda la cadena de abastecimiento.

La decisión ha sido adoptada por todas petroleras por igual a pesar que el mercado de los combustibles está desregulado. En realidad la que mantiene los valores “pisados” es YPF, que ostenta el 56 por ciento del market share, y tras esa determinación se encolumnan el resto de las empresas.

La medida arrastra también a las Estaciones de Servicio, que integran el último eslabón de la cadena de los hidrocarburos. Sin embargo, a diferencia de las grandes compañías, la mayoría no tiene la “espalda” suficiente para aguantar por mucho tiempo más esta situación. De hecho, ya anticiparon complicaciones graves si el freno al incremento se extiende más allá del tercer mes del año.      

¿Por qué influye de manera determinante el precio final en la economía de las expendedoras? El especialista y consultor, Cristian Bergmman analiza que la rentabilidad del sector está atada “directamente” a esta variable. “De los costos de una estación el 70 por ciento son sueldos y el 30 restante se diversifica en al menos 85 rubros más; todos sin excepción se ajustan por el índice del costo de vida”, asegura.

Ejemplifica que este mes, los haberes del personal se incrementaron 7 por ciento por paritarias y otro porcentaje similar por efecto del bono solidario. Lo mismo sucederá en marzo consolidando una suba anual que rondará el 67 por ciento, superando ampliamente el porcentaje de aumento de las naftas, que fue del 42.

De cada litro de combustible que se vende en la Estación de Servicio, el 55 por ciento corresponde al costo del producto, el 35 a impuestos (fijos y variables), el 5 a sueldos, el 3 a gastos operativos y el 2 por ciento restante a la utilidad bruta”, explica Bergmann a surtidores.com.ar. “Con los precios frenados la inflación esmerila inevitablemente el margen del estacionero”, sostiene.

A este escenario se le agrega que – a pesar de que las pizarras no se actualizan – las ventas están en baja. “Congelamiento y bajo volumen son una combinación letal para la actividad”, asevera el especialista. “A muchas estaciones les costará recomponerse”, advirtió finalmente.       

Un Comentario en “Como influye el congelamiento de precios en la rentabilidad de las Estaciones de Servicio”

  • Avatar Martin febrero 7th, 2020 7:12 pm

    Y si nos atendemos solos y nos servimos sin playero bajara el precio

Deja un comentario