Seguinos en las redes

Lunes, 12 de agosto 2019

Datos oficiales

Salvo en años de elecciones, desde el 2010 que la venta de gasoil cae de manera sostenida

Un informe de CECHA demuestra una merma acumulada que supera el 20 por ciento. Desde la entidad ameritan esta fuerte baja a los aumentos constantes en los precios, aunque observan que en períodos de elecciones políticas el expendio se mantuvo o creció.

Por Surtidores

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA) elaboró un documento que, entre otras cosas, reporta una caída sostenida en el consumo de gasoil en todas sus variedades desde el 2010 hasta esta parte, haciendo una comparativa de todos los primeros semestres de cada año.

Si bien allí se puede ver que el consumo de gasoil en Argentina de enero a junio del 2010 fue de 4,2 millones de litros, valor que aumentó a 4,4 millones de litros durante el 2011, desde ese período se registra una notable merma.

En el 2012 se perforó el piso de los 4,2 millones de litros vendidos; en 2013 se mantuvieron los valores de expendio (año en que el país votaba para el recambio de legisladores) pero en 2014 se comercializaron menos de 4 millones de litros de gasoil.

Previo a las elecciones presidenciales del 2015 hubo un leve aumento en el consumo con respecto al 2014, pero en 2016 se registró una importante caída: 3,7 millones de litros de gasoil vendidos.

En 2018 el expendio fue apenas superior a los 3,6 millones de litros y durante el primer semestre de este 2019, año en el que se definirá quién dirigirá la presidencia de la Nación, hubo un repunte que superó levemente los 3,7 millones de litros expendidos.

En diálogo con surtidores.com.ar, Guillermo Lego, gerente de CECHA, opina que el principal motivo de esta caída es el aumento constante del precio del combustible, que en algunos períodos se complementa con una menor capacidad de compra por parte de los usuarios.

En este sentido, el dirigente observa que en los “años impares”, el expendio sube, lo que coincide con “años políticos”. Explica: “Cada vez que hubieron elecciones, las ventas han aumentado”. Esto es por los esfuerzos que hacen los distintos gobiernos para que crezca el consumo de bienes, entre ellos los combustibles.

Otro factor que observa Lego es el campo. “En épocas de inclemencias climáticas, ya sea de sequías o inundaciones, que ha afectado la actividad del agropecuaria, el consumo de gasoil (principal combustible utilizado para comercializar la producción) cae”, indica el especialista.

Deja un comentario