Seguinos en las redes

Miércoles, 31 de julio 2019

Dispositivo inteligente

Cinco beneficios de controlar el desempeño de los operarios en las ventas sobre los surtidores

Jorge Zalazar, Director de Producto de Aoniken, enumera las ventajas de este moderno mecanismo sobre el uso convencional. Cuenta que desde hace dos años lo están ofreciendo al mercado argentino y que ya opera en cuatro provincias del país.

Por Surtidores

AONIKEN SERVICIOS IT S.A. es una empresa líder en la producción de software y herramientas de control para Estaciones de Servicio.

Jorge Zalazar, Director de Producto de la firma, cuenta a surtidores.com.ar que desde hace dos años están comercializando un dispositivo llamado Identy Quick, que permite identificar la cantidad de ventas que realiza un trabajador de playa durante su jornada laboral.

Destaca que el sistema ya funciona en distintas Estaciones de Servicio de cuatro jurisdicciones (Córdoba, Gran Buenos Aires, Mendoza y La Pampa) y que el ritmo de consultas para instalarlo es cada vez mayor.

¿Cómo funciona?

Zalazar sostiene que el mecanismo es sencillo. Explica que cada vendedor de playa tiene en su poder una pequeña pieza en forma de botón metálico, encastrada en una base plástica que permite manipularla con mayor comodidad, similar a la que se usa en algunos edificios como llave de acceso.

Cada operario tiene en su poder una de estas piezas, a la altura de su cintura con un llavero extensible, a partir de la cual puede activarse el surtidor, que de otro modo no respondería.

Cuando se apoya el botón, el surtidor arranca haciendo un breve sonido y recién ahí se puede realizar el despacho. Este sistema tiene muchas ventajas”, señala Zalazar.

BENEFICIOS

El Director de Producto de Aoniken enumera por lo menos cinco ventajas comparativas sobre el sistema convencional.

El primero tiene que ver con evitar un posible acto de irresponsabilidad de los clientes si quisieran autoservirse del surtidor. No podrían hacerlo ya que se encontraría apagado. Solo los operarios pueden activarlo.

El segundo beneficio tiene que ver con reconocer la cantidad de ventas realizadas por cada playero, pudiendo establecer una suerte de ranking.

Cuando finaliza un despacho, esa operación queda signada a nombre de quien la hizo. Además, el controlador de surtidores le informa a nuestro Software CALDEN OIL todos los datos de la carga: nombre del trabajador de playa, número de surtidor y manguera, cantidad e importe realizado y tipo de combustible”, precisa Zalazar.

El tercer beneficio que enumera el ingeniero tiene que ver con la posibilidad de contabilizar y atesorar mejor las ventas. “Como el programa puede identificar los despachos que se cobraron en efectivo y los que se realizaron con tarjeta, va contabilizando el efectivo que tiene cada uno de los playeros en sus billeteras. Entonces, tal como funciona en las cajas de los supermercados, el software indica al operario que debe descargar la billetera, lo que comúnmente se llama ‘tiradas a buzón’, como medida de seguridad frente a robos externos”, señala Zalazar.

El cuarto beneficio tiene que ver con la finalización de turnos de los trabajadores y el control de sus ventas. “Al momento de cerrar, nuestro software CALDEN OIL le pide a cada uno una rendición en forma individual. Entonces, ante un faltante, el peso cae sobre el que no contabilizó bien en lugar de todo el grupo, como se suele hacer”, resalta el ingeniero.

Finalmente, el quinto beneficio tiene que ver con que el dueño de la Estación de Servicio puede solicitarles a sus operarios a que cubran horarios picos e ventas. “Puede hacer que un playero trabaje cortado, generando un cierre individual y rendimiento de su caja, independientemente de que sus compañeros sigan trabajando”, destaca el Director de Productos de Aoniken.

Un Comentario en “Cinco beneficios de controlar el desempeño de los operarios en las ventas sobre los surtidores”

Deja un comentario