Seguinos en las redes

Lunes, 22 de junio 2020

Reclama la efectiva desregulación del mercado

Ex Secretario de Energía sobre los combustibles líquidos: “Debería haber un aumento de precios”

“No puede ser una variable de ajuste el sector energético”, apuntó Emilio Apud, quien consideró que el valor en surtidor de las naftas y el gasoil deberían subir.

Por Surtidores

De acuerdo a datos relevados por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA), en junio del 2019 la nafta Súper de YPF costaba 42,64 pesos. A junio de este año la pizarra indica que el litro aumentó un 21 por ciento: llegando a los 53,47 pesos.

La evolución de precios que registra la entidad indica que desde diciembre del año pasado el valor de ningún combustible líquido (Súper, Premium, Gasoil, Euro) se ha movido.

Fuente: CECHA

El congelamiento de precios en un principio se justificaba por la fuerte baja del precio internacional del barril de crudo. Sin embargo, hubo aumentos y hasta el momento las pizarras siguen contenidas.

Para Emilio Apud, ex director de YPF y exsecretario de Energía de la Nación, “debería haber un aumento de precios”. “No puede ser una variable de ajuste el sector energético”, considera, en diálogo con suridores.com.ar.

“En diciembre un kilo de pan no valía lo mismo que ahora; por qué el litro de nafta tiene que valer lo mismo”, argumenta el consultor.

Apud opina que intervenir de ese modo sobre los precios “no es gratis” sino que “se paga con detrimento de la actividad, la inversión y algún subsidio estatal”.

“Los usuarios están contentos por pagar lo mismo que pagaban a fin de año, pero eso es una ficción”, remata el ex funcionario, quien renunció a su cargo de director de la petrolera en diciembre, poco antes que llegara la nueva gestión presidencial de Alberto Fernández.

Para Apud, la nueva administración debería velar por la desregulación de precios. “Ya hubo una transferencia de recursos del sector energético a la sociedad y al Estado durante más de 10 años en la época del kirchnerismo, lo que llevó al colapso al sector por una balanza deficitaria por importación de combustibles en 7 mil millones de dólares”, critica.

Y completa: “Los precios de los combustibles no son regulados, ni tampoco los precios del barril de crudo ni del gas en boca de pozo”.

REFINERÍAS

Por otra parte, Apud relativiza la pérdida de rentabilidad de las refinerías por la aplicación del barril criollo.

Casi todas (las refinerías) ya compraron el petróleo para los próximos meses. Incluso YPF, que abastece un 80 por ciento de sus refinerías con petróleo propio y el 20 por ciento restante lo compra. Pero este año no va a comprar nada porque ya tiene stock”, opina.

Agrega que “incluso Raízen (operadora de Shell en Argentina) ya adquirió, a un precio mucho más bajo de 45 dólares”. “Eso hace que las refinerías puedan seguir funcionando a un precio de combustible congelado”, señala.

En esa línea Apud explica: “El barril criollo es un número contable para las refinerías, pero no para las Provincias que cobran las regalías a un precio de 45 dólares por barril contabilizado”.

Deja un comentario