Seguinos en las redes

Miércoles, 17 de junio 2020

Nuevas modalidades a partir de la pandemia

El Sindicato de empleados de Estaciones de Servicio evalúa incorporar el teletrabajo dentro de los alcances del convenio colectivo

El Secretario General del SOESGyPE, Carlos Acuña, participó de una reunión virtual de la Comisión de Legislación Laboral de la Cámara baja y llamó a readaptar las leyes para proteger los beneficios de los afiliados ante la pandemia.

Por Surtidores

El líder de los trabajadores de Estaciones de Servicio y titular de la CGT, Carlos Acuña, analizó el dictamen tendiente a regular en el ámbito legal, la modalidad de teletrabajo o trabajo remoto, que por causa de la cuarentena, se vio incrementada y promete desarrollarse en el futuro cercano.

Si bien el espectro estacionero, requiere en su mayoría el trabajo presencial de playeros y empleados de minimercados o lavaderos de autos, la gestión administrativa de cada establecimiento, ya comenzó a manejarse de manera tecnológica para respetar el aislamiento obligatorio.

Acuña estaría de acuerdo que una porción importante del plantel de cada boca de expendio deberá ser tenida en cuenta al momento de regularizar y darle un marco dentro del Convenio Colectivo ya existente. En ese sentido destacó que, entre otras cosas que “se deberán incorporar compensaciones extras a modo de reconocimiento para quienes trabajen desde la casa”, al tiempo que exigió eximirlas del impuesto a las ganancias.

RECLAMO POR LAS OBRAS SOCIALES

En otro orden, el dirigente transmitió a los legisladores de la Comisión de Trabajo, la urgencia que atraviesan las obras sociales sindicales, para afrontar la crisis sanitaria generada por el Coronavirus.

El sindicalista declaró en el encuentro virtual del que participó surtidores.com.ar, que los trabajadores argentinos tienen una historia de 50 años de un sistema solidario de salud y bienestar social.

En ese sentido, advirtió que el poder legislativo debe trabajar para garantizar el origen fundacional de las Obras Sociales que se basan en el aporte de cada trabajador, a quien en los últimos años, “no le llegan los beneficios, porque se entrometieron los gestores privados empresarios”, dijo.

Acuña adelantó que “las obras sociales sindicales podrían tener alta demanda si los niveles de contagios siguen en ascenso y sus ingresos no aumentarán con la imposibilidad de crear puestos de trabajo durante la pandemia, por lo se debe poner atención en su sustento”.

Vale destacar que el Fondo Solidario de Redistribución (FSR), se alimenta del aporte obligatorio que se les retiene a los trabajadores de sus respectivos salarios, que sostiene a las 290 entidades de salud gremial.

Deja un comentario