Seguinos en las redes

Jueves, 04 de junio 2020

Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción

Alertan sobre restricciones que deberían afrontar las Estaciones de Servicio por haber pedido la ayuda estatal

Por efecto de la crisis sanitaria, los expendedores debieron recurrir a este mecanismo para poder asumir los sueldos durante los meses de cuarentena. “No resultará gratis”, advirtió el contador Enrique Lingua en una videoconferencia con empresarios del sector.

Por Surtidores

El Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, que fue otorgado a las PyMES y en el cual ingresaron casi la totalidad del sector de las Estaciones de Servicio, no resultará gratis”, advirtió en una videoconferencia organizada por la Cámara de Expendedores de Rosario, el contador Enrique Lingua.

Al respecto detalló que en primer lugar, con el sólo hecho de haber aceptado el aporte, cada estacionero tuvo que completar un formulario en el cual, de manera directa o indirecta, dejaba asentado que renunciaba al Secreto Fiscal.

En ese caso, el asesor de la entidad, aseguró que “las imposiciones que determinó el fisco con esta ayuda, nos llevó a tomar un riesgo en el sentido que si consideran que no obramos de buena fe al solicitar el apoyo, nos pueden llegar a reclamar la devolución, con penalidades extras”.

Por otra parte, detalló una serie de restricciones derivadas del otorgamiento del ATP, que se activaron automáticamente desde el momento que se otorga el beneficio, entre las que destacó por ejemplo, la imposibilidad de redistribuir utilidades durante meses a partir del cierre del ejercicio que se inició en noviembre de 2019, o de adquirir dólar MEP o dólar futuro.

Esto podrá transformarse en un verdadero problema para cuando se normalice la economía, porque resulta casi imposible no distribuir utilidades para sostener este tipo de negocios como el de las Estaciones de Servicio”, asestó el experto contable.

Pero dentro de este contexto, aclaró que “en estos dos meses y medio aprendimos muchas cosas en forma vertiginosa y de todas maneras, las disposiciones están sujetas a cambios cotidianos y modificaciones normativas que se van efectuando a medida que surge la necesidad que causa la pandemia”.

En otro orden de cosas, finalmente expresó que “fue un período de trabajo muy complejo para los contadores, y en esta instancia de la coyuntura, nos estamos viendo forzados a tener que empezar con el nivel de actividad, porque los emprendimientos empresarios como los del sector, no pueden ser sostenidos en el tiempo únicamente por ayuda del Gobierno”.

Deja un comentario