Seguinos en las redes

Lunes, 08 de junio 2020

Análisis

80 días de cuarentena: ¿Cómo está hoy la situación de las Estaciones de Servicio?

El presidente de CECHA, Gabriel Bornoroni, dialogó con surtidores.com.ar sobre las consecuencias del aislamiento obligatorio en el sector. Gestiones, relación con el Gobierno, congelamiento de precios y la interacción con los asociados, fueron algunos de los temas abordados por el directivo.

Por Surtidores

A fin de proteger la salud pública, se establece para todas las personas que habitan en el país o se encuentren en él en forma temporaria, la medida de `aislamiento social, preventivo y obligatorio´”. La cita corresponde al Artículo 1º del Decreto 297/2020, del 20 de marzo, que dispuso la inactividad de la gran mayoría de las actividades sociales y económicas ante el agravamiento de la situación epidemiológica provocada por el Covid-19.

Las Estaciones de Servicio, sin embargo fueron consideradas “esenciales”, debiendo mantenerse operativas, afrontando costos pero con mínimos ingresos a causa de la restricción circulatoria. A 80 días de esta decisión, la situación agravó aún más el comprometido escenario del sector, que a pesar de la asistencia del Estado, atraviesa momentos de zozobra.  

Al respecto, el presidente de CECHA, Gabriel Bornoroni, analizó las consecuencias de la cuarentena.

¿Cómo es la realidad de las Estaciones de Servicio hoy?  

En general el caudal de ventas en el mes de abril ha caído muchísimo. Respecto de abril del año pasado es un 65 o 70 por ciento de caída, y en las naftas Premium un 75 por ciento. Lo mismo pasa con menores valores con gasoil y diésel. En el periodo que va de marzo y hasta mayo estuvo la cosecha gruesa de girasol soja y maíz, por lo que la parte agrícola tiene necesidad de este combustible y lo está requiriendo, entonces la caída no es tan notoria. Si bien es importante hablamos de 26 puntos porcentuales. A partir de marzo y la primera quincena de agosto está la cosecha fina y siembra de trigo, con lo cual puede haber algún movimiento con estos productos.

El tema se ve en las grandes ciudades, donde el aislamiento social preventivo y obligatorio ha redundado en la menor cantidad de gente que circula, por eso las naftas se mantienen tan bajas. Esto es preocupante porque no se ve una reactivación. La mayoría de los que van en transporte público no suelen ir en auto, por lo que esa transferencia no se está dando. Entonces lo que está ocurriendo es que el efecto sustitución, donde las Premium caían y se cargaba más súper, con la merma de circulación caen ambos.

Hay una situación complicada con respecto a la rentabilidad porque ya se veía que esta situación estaba mal. Hay dos referencias, en economía se habla de punto de equilibrio. Cuando una estación alcanza el punto de equilibrio, los mayores ingresos le generan un beneficio, es el umbral a donde todos tienden a llegar. Hoy el umbral es el punto crítico, las condiciones con bajas de ventas hacen que muchas no lleguen al punto con el que puedan sostenerse o sostener los costos fijos.

¿En qué estado está la negociación con las petroleras para aliviar algunas condiciones comerciales?

Acá hay algunos aspectos que se están dando, por ejemplo se ve que hay reducciones y postergaciones del canon del shop. Todos los shops pagan un canon de GNC, o promociones de marketing que son cuotas mensuales que se postergan. Las petroleras, atentas a las caídas que llevaron a que los valores del petróleo alcancen puntos negativos, por la falta de ventas empezaron a acumular stock. Y en algunos casos llegaron a acuerdos con estacioneros que en vez de tener los combustibles en los tanques de las refinadoras, los entregaban a las Estaciones de Servicio con condiciones de pago diferidos. Pero sacando estos puntos no ha habido una respuesta inmediata sobre los pedidos que se les han hecho desde distintas cámaras para que tengan una consideración con el margen de rentabilidad o la comisión que deben pagar de acuerdo al contrato.

Días atrás participaron de un encuentro con el ministro (Matías) Kulfas quien reconoció la difícil situación que atraviesan las estaciones. ¿Pidieron alguna colaboración para el sector?

Kulfas ha recibido todo nuestro paquete de inquietudes y solicitudes. En ese sentido hemos tenido respuesta a algunas cuestiones pero en una situación tan emergente como ésta a veces cuesta obtener lo que uno necesita para salir del paso. Pero en general se ha planteado el sueldo complementario, al principio la del mes de abril tenemos la estadística de que un 70 por ciento de estaciones ha recibido esta respuesta y otro 30 no por varias circunstancias. Una de las inquietudes era que se tomaba como punto de comparación entre el 12 de marzo y 12 de abril del año pasado a este, y si el valor nominal era mayor quedaban afuera. Pero desde Expendedores Unidos tenemos detectado que muchas estaciones no estaban operativas el año pasado, entonces si este año facturaban aunque sea un litro ya quedaban afuera. Se manifestó esto a Kulfas y AFIP cambió el período de comparación, lo que permitió que estos casos sean reconocidos.

Con respecto a los créditos blandos hay pocos, los bancos no están aportando demasiado. El único que brinda son los que tienen el aval del Estado que son créditos a 24 por ciento al año con periodo de gracia de tres meses, pero requieren el certificado miPyme. Pero la verdad que los bancos no están contribuyendo demasiado con el sector. Ni hablar las tarjetas de crédito donde la situación sigue mal. Para entenderlo, a los que pagan con tarjetas el operador les entrega el combustible hoy y va a recibir el dinero dentro de 15 días con un arancel del 1,3 por ciento. Si todo el mundo está aportando, las tarjetas de crédito no están haciendo nada.

¿Cómo los afecta el congelamiento de los precios de los combustibles?

El congelamiento es una situación comprometida porque desde diciembre del año pasado estamos con los mismos valores y las estaciones tuvieron que enfrentar una serie de gastos extras, como los convenios colectivos que hicieron las alzas de los salarios. Todos los estacioneros saben que su personal tiene que estar bien pago, lo que pasa es que en medida que los ingresos queden fijos y los costos laborales, que llegan a alcanzar el 60 por ciento, sigue aumentando, disminuirán ahí los ingresos y la posibilidad de compensar estos gastos. Hubo un decreto de enero donde se estableció un aumento de $4000 por DNU, por lo que se sumaron a las paritarias. También los gastos como las estaciones de GNC donde se pagan unas reservas que no tienen sentido de ser, que se comprometieron el año pasado o en su momento cuando se hicieron los contratos. Venden menos que la reserva pero igual se está cobrando. Eso se planteó en ENARGAS y realmente hubo un compromiso para hacer una comisión y tratar los puntos a la brevedad.

¿Notan mayor interacción entre las Federaciones y Cámaras con los estacioneros a partir de la emergencia sanitaria?

Definitivamente. Es una excelente pregunta porque permite destacar la ayuda y predisposición de todas las Cámaras en esta difícil situación. Estamos colaborando para salir adelante en este contexto tan inesperado, con una gran articulación entre todas las Cámaras tanto para realizar campañas e informar protocolos como para obtener la rectificación necesaria para nuestro ingreso a los beneficios del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y lograr los acuerdos por las suspensiones. Definitivamente las Cámaras asociadas se transformaron en protagonistas y un actor clave para la obtención de resultados positivos.

Hemos crecido rápidamente durante esta emergencia sanitaria. Asesorando en la realización de protocolos para que cada estación tenga un punto de referencia, las petroleras han hecho un gran aporte estableciendo medidas para poder manejar la pandemia. Estamos trabajando cerca de la Secretaria de Energía porque todas las estaciones tienen que estar al día  con sus auditorías. Hemos tratado de coordinar con la secretaría para  que tuvieran prorrogas, porque muchos vencimientos ocurrieron durante la pandemia y nos era imposible poder trabajar este tema. Es por ello que se presentaron situaciones donde la Secretaria pedía declaraciones juradas por parte de los expendedores en las que manifiesten cómo era el estado de situación desde su estación, los medios de despacho y el compromiso para hacer la auditoria. Eso es lo que el estacionero ha remitido a las Cámaras y a Expendedores Unidos. A su vez algunas Federaciones han hecho exposiciones desde el punto de vista contable o económico para poder aggionar como es la situación y como se puede presentar la mejor salida para cada tema.

Estamos esperando que se pueda vislumbrar desde el punto de vista económico como seguir adelante. Hay un tema de vista con los precios que pensamos que van a seguir así. Lo que vemos también es que para el 1ro de octubre está planteado un aumento en el impuesto al combustible líquido y el dióxido de carbono. Habrá que ver en ese momento si el precio se mantiene y lo absorbe la petrolera o si se hace de manera muy escalonada en esta situación.

Un Comentario en “80 días de cuarentena: ¿Cómo está hoy la situación de las Estaciones de Servicio?”

Deja un comentario