Seguinos en las redes

Lunes, 02 de marzo 2020

Desde su sanción subió más del doble

Combustibles: Aumentó un impuesto pero no tendrá incidencia en el precio final

El Decreto 196/2020 publicado el pasado sábado en el Boletín Oficial congeló el valor del Impuesto a los Combustibles Líquidos pero no afectó el del Dióxido de Carbono, que aumentó 10 centavos en las naftas y 11 en el gasoil.

Por Surtidores

Del mismo modo que lo viene haciendo desde que asumió al cargo de Presidente, Alberto Fernández volvió a postergar, esta vez por un mes más, la actualización del importe del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL).

Sin embargo, el Decreto 196/2020 publicado el pasado sábado en el Boletín Oficial, no dispuso lo mismo para el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), por lo que el gravamen trepó de $0.837 a $0.936 en el caso de las naftas sin cortar y de $0.963 a $1.074 para el gasoil.

En tanto, para las naftas mezcladas con bioetanol al 12 por ciento, el nuevo importe pasó a ser $0.824 por litro, mientras que en el diésel con Biodiesel al 10 por ciento, es de $ 0.967.

La modificación de la composición tributaria no obstante, no tendrá impacto en el surtidor. “Es imperceptible” aseguraron a surtidores.com.ar funcionarios del gobierno, por lo que aseguran que los precios de los combustibles no sufrirán alteraciones por este motivo.

Sin embargo, se comenzaron a advertir algunos cambios en las pizarras de las Estaciones de Servicio YPF. Según señalaron operadores de esa compañía, la nafta súper subió $0.15 por litro y la Infinia $0.17.

DESDE SU SANCIÓN ESCALÓ MÁS DEL 100 POR CIENTO

Dentro del conjunto de leyes que constituyeron el Proyecto de Ley de Reforma Tributaria de 2017 se incluyó el impuesto al dióxido de carbono para gravar a diferentes combustibles fósiles en función de su potencial de emisiones contaminantes.

La iniciativa original preveía una tasa de USD 25 por cada tonelada de carbono equivalente y se preveía que una proporción del dinero obtenido por la recaudación de la medida sería co-participado entre las provincias y financiaría diversos programas de fomento de energías renovables.

Su importe se debería actualizar trimestralmente en función del Índice de Precios al Consumidor (IPC) suministrado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), aunque debido a las condiciones económicas que atraviesa el país, el reajuste fue postergado en diversas oportunidades.

En las naftas, el monto aplicado cuando fue sancionada la Ley era de $0.412 por litro, lo que implica un incremento del 127 por ciento en dos años. 

Deja un comentario